La Trombofilia y el Embarazo.

Tengo 40 años y hace un año me diagnosticaron con trombofilia. La razón por la cual me detectaron esta condición o factor de riesgo, fue porque ya había tenido dos pérdidas espontáneas y mi doctor decidió comenzar a analizar algunas condiciones que podrían estar condicionando mis abortos. Por medio de estudios de sangre se pudo confirmar que mi caso era positivo de trombofilia. Eso no afectaba para nada mi estado de salud ni mi estado emocional pero sí la de que estábamos buscando un baby con mi esposo, y el solo hecho de pensar que podíamos llegar a pasar por lo que habíamos pasado por los últimos 2 años me paralizaba. En ese momento decidí hacerme amiga de esta condición e investigar todo sobre de lo que era realmente la trombofilia y cómo afectaba en las mujeres que quieran ser mamás.

Aunque muchas de las veces que un embarazo no prospere se trate como lo que se conoce una llamada aberración cromosómica, o “falla” en el momento en que se unen la información genética del óvulo y el espermatozoide, el propio organismo reconoce y deshecha.

Otras veces se trata de un trastorno de coagulación como lo es la trombofilia, para que este estudio se pueda realizar se necesita haber pasado, lamentablemente por dos o más abortos espontáneos de menos de 10 semanas de gestación y/o una o más muertes fetales intrauterinas de más de 10 semanas de gestación y/o un parto prematuro de menos de 34 semanas de gestación, y/o preeclampsia severa o temprana y/o restricción de crecimiento intrauterino con un peso por debajo del percentilo 10 y/o antecedente de desprendimiento prematuro de placenta. También es conveniente realizar el estudio si la mujer tuvo una trombosis venosa, arterial o tromboembolismo de pulmón. El antecedente familiar de primer grado de trombosis también son situaciones a contemplar.

Las trombofilias son en sí desórdenes de la coagulación de la sangre con tendencia a la hipercoagulabilidad (formar coágulos o trombos) y son asintomáticas. El riesgo de trombosis aumenta en mujeres durante el embarazo y el puerperio, durante la toma de anticonceptivos que contengan estrógenos, con el uso de hormonas que se usan para la estimulación ovárica en los tratamientos de fertilización asistida o con el uso de terapia de reemplazo hormonal durante la menopausia.

Las trombofilias pueden ser adquiridas o hereditarias. Las adquiridas pueden tener diferentes causas. Los anticuerpos antifosfolípidos tienen un origen autoinmune, es decir, el organismo produce anticuerpos que están dirigidos contra un componente de nuestro organismo (autoanticuerpos) y causan al mismo tiempo tendencia a la hipercoagulabilidad e inflamación. otras trombofilias adquiridas pueden relacionarse con trastornos en la dieta o cuadros de malabsorción, como la enfermedad celíaca. Ciertos desórdenes metabólicos como la insulinorresistencia también se pueden asociar con tendencia a la hipercoagulabilidad.

Las trombofilias hereditarias pueden ocurrir por mutaciones en ciertos factores de la coagulación de la sangre que ocasionan hipercoagulabilidad o por deficiencias hereditarias de factores inhibidores de la coagulación.

Como ya mencione antes las consecuencias que trae las trombofilias en el embarazo se asocian a los riesgos de complicaciones gestacionales como aborto temprano recirrente de menos de 10 semanas de gestacion, muerte fetal intrauterina, parto prematuro, restriciion de crecomiento intrauterino, desprendimiento prematuro de placenta y preclamsia. En el mecanismo que lleva a las complicaciones de embarazo estan implicadas la hipercoagulabilidad y la inflamación, afectando el normal desarrolo embrionario y fetal por mala irrigacion e hipoflujo.

Los estudios para detectar las trombofilias se detectan a través de estudios hematológicos específicos que son recomendables hacerlas no estando embarazadas ya que los resultados pueden variar dando falsos resultados por las alteraciones hormonales. Los estudios a pedir por cada médico especializado varían según los antecedentes de cada paciente y en qué momento pedirlos.

Cuando una mujer es portadora de trombofilia y tiene un antecedente de complicaciones gestacionales, los tratamientos pueden ser la antiagregación con aspirina en baja dosis y/o la anticoagulación con heparina subcutánea durante la gestación. El tratamiento con heparina de bajo contenido molecular es seguro y eficaz. EL tratamiento adecuado se asocia con muy buen pronóstico gestacional con un 85% a 90% de éxito con “bebe en casa”.

Es importante aclarar que no toda mujer con trombofilia va a tener complicaciones de embarazo. El antecedente obstétrico adverso y el tipo de trombofilia marcan el pronóstico y el médico de cabecera decidirá la mejor opción para tratar a su paciente.

La función que cumple la heparina durante el embarazo, aparte de efecto coagulante que permite una adecuada irrigación a través de la placenta, actúa en varios niveles. también es antiinflamatorio, inmunomoduladores, interactúa con moléculas de adhesión que incluso participan en la implantación embrionaria. De todas maneras queda mucho por estudiar con respecto a esto.

Tras el embarazo es necesario realizar la profilaxis de la trombosis postparto, que según el caso, incluye dar heparina postparto por determinado tiempo, que puede ser de una semana a 45 días, la movilización precoz después del parto o cesárea y medias de compresión cuando en el caso se lo requiere.

Hace aproximadamente 20 años que se descubrió que las trombofilias estaban relacionadas a las complicaciones gestacionales, así que es relativamente muy nueva. Mi sugerencia es que si has pasado por alguno de los antecedentes que involucra a las trombofilias, recurras a un doctor de confianza y te hagas los estudios correspondientes, esto podría evitar que pases por situaciones muy traumáticas e innecesarias.

En mi caso tuve que pasar no solo por mis dos abortos espontáneos con menos de 10 semanas de gestación sino que tuve que pasar por otras pérdidas que no vienen al caso pero si con mi historia puedo ayudar a por lo menos una futura mamá a que no pase por situaciones dolorosas seré muy feliz en saber que pude ayudar a alguien a que lo evite.

Mi intención con este post es abrir conciencia a todas aquellas mujeres que quieran ser mamás ya que hay condiciones que nos juegan una mala pasada, aprovechemos que hoy en día la ciencia está a nuestro favor y exijamos la ley de trombofilia para todas las mujeres.

Abrazo a todas las mujeres del mundo que hayan pasado por alguna de estas situaciones y estemos unidas porque la unión hace la fuerza.

Prevenir es tener un niño sano.

Gisella 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: